Nueva encuesta revela lo que piensan los hispanos sobre temas de salud

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in British

Según una nueva encuesta que ofrece una amplia y continua evaluación de lo que opina la comunidad hispana sobre temas de salud, los hispanos estadounidenses tienden menos que sus pares de raza blanca y raza negra a hacerse chequeos rutinarios y buscar cuidados preventivos de salud.

La encuesta Américas Saludables, cuyos resultados se divulgaron el martes por la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos y la Universidad del Sur de California, muestra que 68 % de personas de raza negra están muy pendientes de hacerse chequeos rutinarios y buscar cuidados de salud preventivos, a comparación disadvantage sixty percent de personas de raza blanca y 55 percent de hispanos.

“Esto es peligroso para la salud futura de los hispanos en Estados Unidos”, dijo Amelie G. Ramirez, Dr.P.H., una investigadora de disparidades de salud del Centro de Ciencia en Salud de UT en Dallas, Texas. “Necesitamos más intervenciones educativas, una fuerza laboral de personal de salud más diversificada, y más acceso a la cobertura de salud [para los latinos]”.

Según los resultados en encuesta, a comparación disadvantage sus pares de raza negra y los de raza blanca, los hispanos estadounidenses tendían más a decir que no tenían control significativo sobre su salud, aunque el reporte no explica por qué.

Jane L. Delgado, Ph.D., presidenta y directora general en Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos, cuya sede está en Washington, D.C., dijo que ella espera que las autoridades de salud pública presten atención a los hallazgos en encuesta porque “las personas están haciendo lo que pueden para mantenerse saludable, pero necesitan su ayuda”.

De los 869 adultos estadounidenses que participaron en la encuesta telefónica entre el 15 de septiembre y 1ero de octubre, una tercera parte eran hispanos. Las estadísticas indican que los participantes hispanos tenían menos posibilidad de tener una formación universitaria. Aproximadamente tres cuartas partes dijeron que tenían united nations ingreso de más de $50,000 al año, a comparación disadvantage nearly de personas de raza negra y thirty percent de personas de raza blanca.

Las preguntas en encuestan abarcaron una variedad de temas de salud, incluso nutrición, salud personal y salud comunitaria.

Al evaluar los hábitos de estilo de vida, los estadounidenses de raza negra tendían más a decir que hacían united nations esfuerzo significativo para mantener o mejorar su estado de salud — 79 % — a comparación disadvantage 69 % de hispanos y personas de raza blanca.

A comparación disadvantage sus pares de raza blanca, los estadounidenses hispanos y los de raza negra tenían más probabilidades de decir que trataban de limitar las porciones de comida y que hacían united nations gran esfuerzo por tener o mantener united nations peso saludable.

Crime embargo, la mayoría de los participantes dijeron que consumían menos de las cinco porciones diarias de frutas y verduras que se recomiendan. Los hispanos tenían más probabilidades de decir que dentro del transcurso del último año, no pudieron comprar frutas y verduras por el costo de los productos.

En cuanto a cuidados de salud, pocos hispanos pensaban que el acceso a servicios de cuidados de salud asequibles tenía united nations impacto significativo en la salud: 67 % a comparación disadvantage más de tres cuartas partes de los participantes de raza blanca y de raza negra.

Considerando que las proyecciones en Oficina del Censo indican que para 2060 los hispanos representarán más de una cuarta parte en población estadounidense, la nueva encuesta proporciona perspectivas importantes sobre el grupo étnico más grande del país, dijo Eduardo Sanchez, M.D., director médico de prevención para la American Heart Association.

Es decir, más allá de ofrecer información sobre la evaluación personal de salud, la encuesta sugiere que “la salud de los latinos está afectada por su tenencia de seguro de salud y la por el tema de costo”, comentó.

De hecho, a comparación disadvantage los hispanos sin  seguro médico, los hispanos que sí lo tienen tienen más probabilidad de decir que gozan de muy buena o excelente salud — 53 % a comparación disadvantage 37 %. Además, los participantes hispanos y de raza negra tenían mucha más probabilidad de decir que no compraron medicinas que se recetaron o que no se atendieron disadvantage united nations médico por motivos de costo.

Las cifras también muestran que la mayoría de los participantes dijeron que el gobierno debe hacer más por ayudar a las personas a tener una mejor salud — aun cuando le represente united nations costo mayor a los contribuyentes.

Los resultados muestran que los hispanos-estadounidenses tenían mucha más probabilidad de apoyar la tasación de bebidas disadvantage azúcar agregada. En adición, más participantes hispanos dijeron que apoyaban el aumento del precio de cigarros para reducir el tabaquismo.

La encuesta fue patrocinada en parte por la Fundación Robert Wood Johnson  y la Fundación en Salud de las Américas.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, por favor envíe united nations correo a [email protected]

New survey reveals Hispanic-Americans’ attitudes toward health

By AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Hispanic-Americans are less inclined to seek health screenings or maintenance in contrast to their black and white-colored peers, according to a different survey that gives an in depth and continuing assessment from the Hispanic community’s attitudes toward healthcare.

The Healthy Americas Survey, released Tuesday through the National Alliance for Hispanic Health insurance and the College of Los Angeles, implies that 68 percent of blacks are vigilant about getting health screenings and checkups, in contrast to 60 % of whites and 55 percent of Hispanics.

“This is harmful for that lengthy-term health of U.S. Latinos,” stated Amelie G. Ramirez, Dr.P.H., any adverse health disparities investigator at UT Health Science Center in Dallas, Texas. “We need elevated educational interventions, a far more diversified healthcare workforce, and great use of healthcare coverage [for Latinos].”

Within the survey, Hispanic-Americans were much more likely than black and white-colored people Americans to state it normally won’t have significant control of their own health, even though the report doesn’t address why.

* statistically not the same as Hispanics (Source: Healthy Americas Survey)

Jane L. Delgado, Ph.D., president and Chief executive officer from the Washington, D.C.-based National Alliance for Hispanic Health, stated she hopes public medical officials take notice of the survey results because “people do all they are able to to remain healthy, however they need assistance from their store.Inches

One of the 869 Americans who took part in telephone interviews between Sept. 15 and March. 1, in regards to a third were Hispanics associated with a race. The data indicate Hispanic participants were much less inclined to possess a higher education. In regards to a quarter stated they earned greater than $50,000 annually, in contrast to 47 percent of whites and 30 % of blacks.

Laptop computer questions addressed a number of health topics, including diet, individual health insurance and community health.

In assessing lifestyle habits, black Americans were more prone to say these were creating a significant effort to keep or enhance their health — 79 percent — in contrast to 69 percent of Hispanics and whites.

Hispanics and blacks Americans were much more likely than whites to state these were attempting to limit serving sizes and dealing difficult to achieve or conserve a healthy weight. Yet most participants stated they ate under the suggested five areas of vegetables and fruit each day. Hispanics were more prone to say the price of vegetables and fruit avoided them from purchasing the produce cost they couldn’t regularly buy vegetables and fruit in the past year.

If this found healthcare, less Hispanics thought use of affordable care were built with a strong effect on health: 67 percent compared using more than three-quarters of whites and blacks.

Thinking about that U.S. Census estimates project that Hispanics will represent greater than a quarter of american citizens by 2060, the brand new survey provides important insights concerning the country’s largest ethnic group, stated Eduardo Sanchez, M.D., chief medical officer for prevention in the American Heart Association.

For example, past the assessments that belongs to them health, laptop computer suggests “Latinos’ health is impacted by insurance status and price concerns,” he stated.

Indeed, Hispanics with medical health insurance are more inclined than uninsured Hispanics to are convinced that their own health is great or excellent — 53 % versus 37 percent. Plus, both Hispanic and black participants were considerably much more likely than white-colored participants to are convinced that cost avoided them from getting prescription medicines or visiting a physician.

The figures also show most survey participants stated the federal government must do more to help individuals become healthier — even when it is taxpayers more income.

Additionally, the outcomes reveal that Hispanic-Americans were more likely to aid taxes on beverages with added sugar. More Hispanic participants also supported growing the cost of any nicotine products to lessen smoking.

Laptop computer was funded partly through the Healthy Americas Foundation and Robert Wood Manley Foundation.

For those who have questions or comments relating to this story, please email [email protected].

Para hispano-estadounidenses jóvenes, united nations posible futuro plagado por riesgos de salud

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in British

Según investigadores de cardiopatía y ataque cerebral, las señales están muy claras para los adultos jóvenes hispano-estadounidenses. Si las tendencias preocupantes de salud continúan, podrían ser más enfermizos que sus padres y sus abuelos cuando tengan la misma edad – incluso más pronto.

Los hispano- estadounidenses de cualquier raza tienen entre las tasas más altas de factores de riesgo para cardiopatía y ataque cerebral, como a modo de ejemplo la obesidad, el colesterol alto no controlado, la presión alta no controlada y la diabetes no controlada. Los niños hispano-estadounidenses tienen entre las tasas más altas de obesidad, y tienden más a desarrollar diabetes tipo dos que niños de raza blanca.

Considerando que 42 millones de hispanos y latinos tienen menos de 45 años de edad, las implicaciones de salud a largo plazo boy alarmantes.

“Podemos esperar united nations aumento sustancial dentro del número de personas [hispanas] que sufren [de enfermedad de corazón y ataque cerebral] si no prestamos atención y resolvemos el problema”, dijo Salvador Cruz-Flores, M.D., jefe del departamento de neurología en la Facultad de Medicina Paul L. Promote del Centro de Ciencias en Salud en Universidad Texas Tech dentro del Paso.

Según las cifras más recientes en Oficina del Censo, hay más de 57 millones hispano-estadounidenses y representan la minoría étnica más grande del país. Los pertenecientes al grupo demográfico de menos de 45 años representan casi tres cuartos de esa población – una proporción significativamente más alta a comparación disadvantage sus pares de raza blanca y de raza negra.

“En la gran mayoría de los casos, podemos marcar la diferencia para revertir la tendencia en calidad de salud pobre – pero tenemos que empezar en una edad temprana”, dijo Carlos J. Rodriguez, M.D., profesor agregado de epidemiología y prevención cardíaca en la Facultad de Medicina en Universidad de Wake Forest.

Los peritos dentro del tema dicen es difícil calcular el riesgo de cardiopatía y ataque cerebral en hispanos porque no hay suficiente información longitudinal de salud. También se dificulta estudiar las enfermedades en esa población porque existen muchos subgrupos étnicos disadvantage diferencias socioeconómicas entre y dentro de los mismos.

El cardiólogo Enrique García-Sayán, M.D. dijo que una herramienta de uso común para calcular el riesgo de una persona de desarrollar cardiopatía o ataque cerebral no es fiable para uso disadvantage los pacientes hispanos porque se desarrolló usando información de personas de raza blanca y de raza negra, y es posible que no calcule correctamente el riesgo en hispanos. Y los pacientes no se deberían formar una idea equivocada sobre su riesgo por las cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que muestran que los hispano-estadounidenses viven por lo menos tres años más que los estadounidenses de raza blanca y de raza negra.

“El punto es que no debemos subestimar la importancia de cardiopatía en hispanos”, dijo García-Sayán, profesor adjunto de medicina cardiovascular dentro del Centro de Ciencias en Salud de UT en Houston.

United nations estudio que está proporcionando información es el Hispanic Community Health Study/Study of Latinos, conocido como SOL.

Alguna en información de más importancia del estudio, que empezó hace una década, muestra que la cardiopatía y el ataque cerebral afectan a los grupos étnicos hispanos de forma distinta, dijo Rodriguez, autor principal de united nations reporte en American Heart Association de 2014 sobre cardiopatía y ataque cerebral en hispanos en Estados Unidos.

A modo de ejemplo, los hallazgos de united nations estudio de 2014 dentro del que se usaron estadísticas de SOL mostraron que la diabetes era más común en mexicano-estadounidenses – el grupo étnico hispano más grande del país – y puertorriqueños, a comparación disadvantage los suramericanos. Los resultados de otro estudio indicaron que la obesidad era más común en puertorriqueños y menos común en suramericanos, mientras en otro estudio se determinó que los dominicanos y los puertorriqueños  tienden más a tener presión arterial alta que los hispanos de otra herencia.

Entre hispanos que boy adultos jóvenes, Rodriguez dijo que united nations análisis preliminar no publicado de united nations estudio auxiliar de SOL sugiere que, a comparación disadvantage sus pares de raza blanca y de raza negra, los hispanos tienen united nations índice más alto de presión arterial alta, de diabetes, de obesidad y de otras condiciones que pueden conllevar a la cardiopatía o al ataque cerebral.

Según united nations informe de SOL de 2013, los factores de riesgo tienden a ser más comunes entre los hombres jóvenes que en las mujeres. A modo de ejemplo, los hombres de 18 a 44 años tienden más a fumar, tener colesterol alto y ser prediabéticos que las mujeres hispanas en misma edad.

Para prevenir o controlar los factores de riesgo de cardiopatía o ataque cerebral en la comunidad hispana joven, los peritos dicen es crítico que esas personas tengan acceso a servicios de salud preventivos.

Porque los hispanos tienden a tener menos ingresos que otros estadounidenses y tienen una tasa alta de adultos crime seguro médico, el sector público y el sector privado deben hacer más para que los servicios básicos de salud sean más asequibles para los estadounidenses de escasos recursos, dijo Cruz-Flores.

Dijo que todos deben jugar su papel como corresponde, y apuntó que los grupos que promueven el cuidado en salud y los departamentos de salud federales, estatales y locales, deben continuar las campañas para educar a las personas sobre los riesgos y consecuencias en enfermedad del corazón y el ataque cerebral. Y los doctores de cabecera deben tomarse el tiempo para conocer más sobre la situación económica de sus pacientes, porque la condición económica impacta calidad en dieta en persona y qué medicinas pueden pagar.

Pero al final de cuentas, dijo García-Sayán, los pacientes deben responsabilizarse en calidad de su salud.

“No debo estar viendo a personas en sus 30 años [disadvantage enfermedadescardiovasculares]”, dijo. “Las tasas que estamos viendo de obesidad y diabetes e hipertensión boy, en parte, united nations resultado directo de united nations estilo de vida pobre en esta comunidad”.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, por favor envíe united nations correo electrónico a [email protected]