En EE.UU., hispanos nacidos dentro del extranjero tienden más a morir de enfermedades cardiovasculares

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in British

Según united nations nuevo estudio, los hispanos nacidos fuera de Estados Unidos que ahora viven en ose país tienen más probabilidades de morir a causa de enfermedades cardiovasculares que aquellos que nacieron en esa nación.

Los hallazgos sugieren que los hispanos nacidos dentro del extranjero — quienes representan aproximadamente una tercera parte en población hispana en Estados Unidos — pueden ser más vulnerables a enfermedad del corazón y ataque cerebral que los que nacieron dentro del país.

La tasa de mortalidad por enfermedad del corazón y ataque cerebral en hispanos nacidos dentro del exterior que viven en Estados Unidos fue más alta por casi united nations 17% que la de los hispanos nacidos en ose país.

Fatima Rodriguez, M.D., especialista en cardiología preventiva y la autora principal del estudio, dijo que los resultados contradicen la teoría que los inmigrantes latinoamericanos boy más saludables que sus pares nacidos en Estados Unidos.

“Estamos haciendo recomendaciones y sugiriendo prácticas de salud pública es posible que no representen la carga real de enfermedad en estas poblaciones”, dijo Rodriguez, una instructora de medicina cardiovascular de Stanford Medicine en Palo Alto, California.

Crime embargo, no queda claro dónde existe esa asociación equivocada y por qué se estableció, dijo Rodriguez. Existen factores culturales y sociales únicos que afectan la salud de los 57,5 millones de hispanos-estadounidenses.

Dentro del estudio, que se publicó el miércoles en la revista científica Journal from the American Heart Association, los investigadores examinaron los registros de defunción de aproximadamente 1,3 millones de hispanos y 18,1 millones de personas de raza blanca mayores de 25 años que murieron entre 2003 y 2012.

En general, las personas de raza blanca tendían mucho más a morir de enfermedad del corazón o ataque cerebral que los hispanos, independientemente de dónde éstos habrían nacido. Pero el lugar de nacimiento parece que influyó a subgrupos de cubanos, mexicanos y puertorriqueños, quienes representan 76% de los hispanos en Estados Unidos.

Cuando los investigadores observaron la brecha de mortalidad por enfermedad cardiovascular entre hispanos nacidos dentro del extranjero y aquellos nacidos en Estados Unidos, los cubanos tenían la brecha más pronunciada y los mexicanos la menos marcada. Pero los puertorriqueños nacidos en la isla tenían más probabilidad de morir por enfermedad cardiovascular. (Aunque los puertorriqueños boy ciudadanos estadounidenses, en este estudio se l’ensemble des clasificó como personas nacidas dentro del extranjero.)

Aun así, los puertorriqueños y cubanos nacidos en Estados Unidos que murieron de enfermedad cardiovascular, tendían a morir a una edad mucho más temprana – a los 63 a comparación disadvantage los 80 a cubanos, y a los 50 a comparación disadvantage los 73 a puertorriqueños.

El neurólogo e investigador de ataque cerebral Enrique C. Leira, M.D., dijo que esta información de subgrupos puede ayudar a los médicos e investigadores en Estados Unidos determinar mejores estrategias para prevenir y tratar las enfermedades cardiovasculares en hispanos. Y eso veterans administration más allá que las tradicionales diferencias del idioma, dijo Leira, quien no participó dentro del estudio reciente.

“Creo que el futuro será continuar la definición más precisa — quizás disadvantage marcadores genéticos —  de estas poblaciones del punto de vista de riesgo a enfermedad, en lugar en habilidad de hablar united nations idioma [compartido]”, dijo Leira, united nations profesor agregado de neurología y epidemiología en Universidad de Iowa.

Pero el idioma inevitablemente juega united nations papel, dijo Rodriguez, quien sugiere que los médicos que tratan a pacientes nacidos dentro del extranjero estén más conscientes de los obstáculos de comunicación que puedan surgir.

Otros estudios muestran que las disparidades entre los subgrupos de hispanos no se limitan a las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Varios estudios en última década han revelado diferencias en la tasa de factores de riesgo como la presión arterial alta, diabetes y obesidad entre mexicano-estadounidenses, puertorriqueños, cubano-estadounidenses y dominicano-estadounidenses.

Dentro del nuevo estudio, los investigadores no analizaron el impacto en escolaridad, el nivel de ingresos o el acceso a servicios de cuidados de salud. Tampoco saben si algunos de los hispanos clasificados como nacidos en Estados Unidos eran de hecho ciudadanos naturalizados.

Esa información l’ensemble des daría a los investigadores una mejor idea de cómo los factores culturales y sociales impactan la enfermedad cardiovascular en grupos étnicos hispanos, dijo Leira. A modo de ejemplo, saber cuánto tiempo vivieron los hispanos nacidos dentro del extranjero en sus países natales l’ensemble des daría una imagen más clara de cómo las condiciones en Estados Unidos afectaron su salud, dijo Leira, coautor del reporte que en 2014 emitió la American Heart Association sobre el estado en salud cardiovascular en hispano-estadounidenses.

“Vamos por buen camino, al subclasificar a los hispanos por país de origen —  o como este estudio, por lugar de nacimiento”, comentó. “[Pero] éstas boy clasificaciones [muy generales], y sabemos que los hispanos boy una población muy diversa”.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, por favor envíe united nations correo a [email protected]

Chef le da toque saludable a clásicos cubanos

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

El chef Ronaldo Linares ha publicado un libro de recetas de platillos clásicos cubanos con un toque saludable. (Foto por Kelly Campbell Photography)

El chef Ronaldo Linares ha publicado united nations libro de recetas de platillos clásicos cubanos disadvantage united nations toque saludable. (Foto por Kelly Campbell Photography)

Read in British

Algunos de los primeros recuerdos de Ronaldo Linares boy en una cocina.

Se recuerda a la edad de cinco años parado en united nations cajón de leche, pelando papas dentro del restaurante y club nocturno nightclub de sus padres en Medellín, Colombia. Para evitar que hiciera travesuras, sus padres también lo ponían a hervir elotes y a moler los granos de maíz para las arepas.

“Durante ose período, pensaba, ‘esto es united nations dolor’”, recordó Linares, quien hoy es el chef ejecutivo del restaurante de cocina cubana que tienen sus padres en Somerville, Nueva Jersey.

Pero esas experiencias le inculcaron united nations amor por la comida. El autor de united nations libro de cocina y concursante en la serie “Chopped” del canal Food Network ha logrado mucho desde aquellos días a que ayudaba hacer las tortas de maíz populares en su natal Colombia.

El hombre de 36 años y padre de dos hijos perfeccionó sus destrezas culinarias cuando era cocinero dentro del Cuerpo de Marines. Linares tenía que acatarse a united nations menú estricto, pero conforme demostraba que tenía madera para la cocina, se le permitió cocinar ropa vieja, pollo ajillo y otros platillos cubanos que aprendió a cocinar de ver a sus padres haciéndolos.

Su pasión por comer saludablemente la desarrolló en una etapa más temprana de su vida.

Linares aumentó mucho de peso después de que sus padres trasladaron a la familia a Estados Unidos. Por querer integrarse lo más rápido posible en la cultura adolescente estadounidense, Linares comía muchas hamburguesas y pizzas. Sus padres también tenían una dieta muy mala.

La de ellos es una experiencia compartida por muchas familias inmigrantes hispanas y latinas, dijo Linares. En muchas de ellas, comer saludable pasa a segundo plano porque los adultos se dedican a trabajar para mantener a sus familias aquí y dentro del extranjero.

“Por eso es que me importa mucho la salud de los latinos y que regresemos a nuestras costumbres culinarias”, dijo Linares, de padre cubano y de madre colombiana.

El chef Ronaldo Linares le da los últimos toques a un platillo durante un festival de gastrononía en Los Ángeles. (Foto por Ana Maria Photography)

El chef Ronaldo Linares le da los últimos toques a united nations platillo durante united nations festival de gastrononía a Ángeles. (Foto por Ana Maria Photography)

Después de su primer año de secundaria – y de no tener suerte disadvantage las jovencitas en la escuela – Linares decidió perder peso. Empezó a hacer ejercicio disadvantage regularidad y le pidió a sus papás que cocinaran las comidas saludables que preparaban cuando vivían en Colombia.

Los hábitos de nutrición y condicionamiento físico que adquirió en la fuerza armada profundizaron su compromiso a llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.

Y crime embargo Linares entiende por qué a los hispanos y los latinos disadvantage diabetes se l’ensemble des dificulta cumplir disadvantage las órdenes dietéticas que l’ensemble des manda el médico para controlar su condición.

“Como latino”, dijo, “no voy a seguir una dieta de united nations médico que me requiera comer pollo hervido, trozos de apio o mantequilla de maní porque no es mi cultura”.

Disadvantage eso en mente, Linares se puso a experimentar disadvantage sus recetas favoritas de comida cubana. El resultado fue Sabores de Cuba, una colección de recetas de platillos cubanos clásicos que tienen united nations toque saludable para aquellos que boy diabéticos.

La receta de picadillo, a modo de ejemplo, se prepara disadvantage carne de pavo en lugar de carne de res. Para preparar el pernil marinado en mojo, usa la paleta en lugar del lomo. Y para hacer el sándwich cubano, usa carne de pavo disadvantage poca en grasa, queso suizo bajo en grasa y pan multicereales.

Los latinoamericanos pueden comer platillos saludables que incluyen los aromas y los sabores conocidos de sus países natales, dijo Linares, quien disfruta los recuerdos de las comidas familiares en Colombia. Aún siente el sabor del pollo asado disadvantage hierbas, los frijoles colorados y las arepas que no faltaban en esas reuniones.

“Fue una época fabulosa”.

Si tiene una pregunta o united nations comentario sobre este artículo, por favor mande united nations correo electrónico a [email protected]

Chef gives Cuban classics a proper twist

By AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Chef Ronaldo Linares authored a cookbook of healthy Cuban classics. (Photo by Kelly Campbell Photography)

Chef Ronaldo Linares authored a cook book of healthy Cuban classics. (Photo by Kelly Campbell Photography)

Lea en español

A number of Ronaldo Linares’s earliest recollections have been in a kitchen area.

He remembers at 5 sitting on a milk crate, peeling taters at his parents’ restaurant and nightclub in Medellin, Colombia. To help keep him from trouble, additionally they put him responsible for boiling and hands-grinding corn for arepas.

“During that point, I had been like, ‘This sucks,’” remembered Linares, the executive chef at his parents’ Cuban restaurant in Somerville, Nj.

But individuals encounters and recollections drilled into him an appreciation of food. The cook book author and contestant on Food Network’s “Chopped” originates a lengthy way because the days he helped to make the corn patties famous his native Colombia.

The 36-year-old father of two honed his culinary skills as he would be a prepare within the Marines. Linares had that you follow a rigid menu, but because he demonstrated themself in the kitchen area, he was permitted to prepare Cuban shredded beef, garlic clove chicken along with other dishes he learned to create watching his parents.

Chef Ronaldo Linares puts the finishing touches on a dish at a culinary festival in Los Angeles.

Chef Ronaldo Linares puts the finishing touches on the dish in a wine and food festival in La. (Photo by Ana Maria Photography)

The love for eating healthily originates from an early on amount of time in his existence.

Linares acquired lots of weight after his parents moved the household towards the U . s . States. Attempting to assimilate in to the American teen culture as quickly as he could, Linares ate lots of hamburgers and pizzas. His parents’ diet seemed to be pretty bad.

Their own is definitely an experience shared by many people U.S. Hispanic and Latino immigrant families, Linares stated. As adults work with their own families within the U . s . States and abroad, maintaining a healthy diet requires a backseat, he stated.

“This is the reason why I’m big on Latino health insurance and us returning to our culinary ways,” stated Linares, with a Cuban father along with a Colombian mother.

After his newcomer year of highschool — after frequently striking by helping cover their the women in school — Linares made the decision to shed weight. He began regular exercise and requested his parents to prepare the healthy meals they ate when residing in Colombia.

Within the military, the diet and fitness habits he acquired deepened his dedication to eating healthily and workout.

Yet Linares stated he understands why Hispanics and Latinos with diabetes may fight to follow doctor’s nutritional orders to have their condition in check.

“As a Latino,” he stated, “I’m not likely to consume a physician-suggested diet that’s saying to consume steamed chicken, celery sticks or peanut butter because it is not my culture.”

Knowing that, Linares tinkered with his favorite Cuban recipes. The end result was Sabores de Cuba, a recipe assortment of Cuban classic dishes having a healthy, diabetes-friendly twist.

The picadillo recipe, for instance, is made from poultry rather of beef. To create pork marinated in mojo, he makes use of shoulder rather of tenderloin. But for the Cuban sandwich, he makes use of low-fat poultry, low-fat Swiss cheese and multigrain bread.

Latin Americans can maintain a healthy diet meals which include the familiar smells and flavors using their native lands, stated Linares, who savors the recollections of his family meals in Colombia. He is able to still taste the plant-roasted chicken, red beans and arepas which were staples from the gatherings.

“It was an incredible time.”

For those who have questions or comments relating to this story, please email [email protected]